La doctora Mª del Carmen Palacios, nueva directora médica del Hospital Aita Menni

24/05/2018

Le avala su experiencia en gestión, dirección y coordinación en el área de las mutuas laborales, seguros de salud y atención hospitalaria. "Somos personas y trabajamos con personas; el gran reto es que todos nos sintamos parte importante de ese gran círculo en el que el paciente es el centro y que todos colaboremos con todos", declara.

El Hospital Aita Menni ha confiado a la doctora María del Carmen Palacios su dirección médica. La doctora Palacios es natural de Jaén y es licenciada en Medicina y Cirugía, especializada en Medicina del Trabajo, y cuenta con un Máster Alta Dirección Sanitaria de Deusto Business School. 

La nueva directora médica, que releva en el cargo al doctor José Ignacio Quemada, tiene una dilatada experiencia de 15 años en gestión, dirección y coordinación en el área de las mutuas laborales, seguros de salud y atención hospitalaria. Los últimos años ha desempeñado labores de coordinación/dirección en mutuas como Ibermutuamur, Mutua Universal o Grupo Sanitas. Desde el año 2016 ha sido la directora gerente del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi hasta su incorporación a Aita Menni.

 - De su experiencia y larga trayectoria, ¿qué cree que le ha traído hasta aquí?

Desde que comencé a trabajar empecé a encargarme de organizar estructuras y sistemas, adquiriendo cada vez más responsabilidad con equipos a mi cargo. Pasé  por diferentes empresas en el ámbito de la prevención; en Sanitas llevando la dirección, primero el País Vasco y luego la regional, que incluía toda la cornisa cantábrica y también ambas Castillas. Había tocado la parte de seguros y la de prevención. En el Hospital de San Juan de Dios surgió la posibilidad de abordar la parte hospitalaria. Es una etapa en la que he aprendido mucho, sobre todo de los valores que se viven en la hospitalidad, donde el paciente es el centro y no solo el paciente si no su familia, en sus 360 grados. La gestión sociosanitaria, la unión de lo social y lo sanitario, es un factor muy importante por el que hay que apostar. Y creo que queda mucho camino por recorrer.

- Aunque tal vez sea prematuro preguntar por sus líneas de trabajo, ¿qué plantea para Aita Menni?

Lo primero es conocer el Hospital Aita Menni y ver en que puedo aportar. Me gusta mucho la innovación, las nuevas tecnologías… Creo que mi reto ahora es estar en el hospital, ‘empaparme’. Traigo muchas ideas, muchas ganas sobre todo. A partir de ahí lo que las Hermanas, la comunidad y el gerente me vayan pidiendo y vayamos viendo. Pero creo que se pueden hacer muchas cosas.

- ¿Qué es lo que le resulta más novedoso o diferente de nuestro hospital?

Quizá que sea un hospital psiquiátrico, un centro muy especializado, y eso es muy bueno. Sí que es verdad que hay que atender la diversidad y que cada cual tenga su sitio. Somos personas y trabajamos con personas; el gran reto es que todos nos sintamos parte importante de ese gran círculo en el que el paciente es el centro y que todos colaboremos con todos. Todo el mundo tiene que sentirse valorado. 

- ¿Y ese 'pegamento' cómo se consigue?

Trabajando poco a poco y mediante la comunicación creo que se puede llegar a conseguir mucho. Tal vez no pueda estar en el día a día de todo pero hay que intentar que cada profesional sepa que estas a su lado, que no vienes a imponer sino a trabajar codo a codo, a que todos compartamos el proyecto y nos ilusionemos con él. En un hospital o en cualquier empresa, trabajar con los compañeros es fundamental.

Nuestra institución trabaja con unos valores desde hace más de un siglo. Desde su punto de vista, ¿esto qué supone?

Para mi es una fortaleza, primero porque las Hermanas lo han hecho muy bien desde el principio y porque siguen apostando por la hospitalidad, uno de los valores básicos de todas las religiones, no solo de la cristiana. Entonces creo que para mí y para todas las personas que trabajan aquí esto es algo muy positivo. La enfermedad, la patología es la que es y se trata de una manera, pero la acogida, cómo se da el día a día, el trato, la dedicación… Eso marca mucho la diferencia.

La doctora Palacios termina la conversación dando las gracias a Hermanas Hospitalarias y al director gerente de Aita Menni, Mikel Tellaeche, por su confianza y la oportunidad que le brindan. También quiere aprovechar para pedir paciencia a sus compañeros "para que pueda ir poniéndose al día y abordando todo tipo de cuestiones poco a poco". 

La noticia en Diario Vasco