Daño cerebral

La valoración de la capacidad para decidir en personas con daño cerebral

Autor: 38661 - 42353
José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

 

Son frecuentes las preguntas relativas a la capacidad que tiene la persona con daño cerebral para tomar decisiones. Los argumentos aquí expuestos fueron objeto de una conferencia en el Hospital Benito Menni de Valladolid y publicadas en el boletín de FEDACE.
La valoración de la capacidad para decidir en personas con daño cerebral

Quienes nos dedicamos a la rehabilitación del daño cerebral centramos la mayor parte de nuestros esfuerzos en tratar de contribuir a la mejora de la funcionalidad y la participación social de las personas afectadas. Otro gran objetivo es ayudar a las familias a conocer, manejar y adaptarse a los problemas que les plantea la convivencia con sus seres queridos. Pero tampoco es infrecuente que surjan demandas o preguntas relativas a la capacidad que tiene la persona con daño cerebral (DC) para tomar decisiones. Es a esta última tarea a la que voy a dedicar el presente artículo. Los argumentos aquí expuestos fueron objeto de una conferencia en el Hospital Benito Menni de Valladolid y publicadas en el boletín de FEDACE.

Las cuestiones acerca de la capacidad para decidir pueden formularse de manera formal, incluso con trascendencia jurídica, o de manera más informal, haciendo referencia a situaciones cotidianas. Pongamos algunos ejemplos de las más cotidianas: ¿puede salir solo de casa?, ¿puede cocinar?, ¿puede ir de vacaciones solo? Pensemos ahora en otras de mayor trascendencia social: ¿puede vender un piso?, ¿puede hacer testamento?, ¿puede votar?, ¿puede casarse, divorciarse o hacerse cargo de los hijos?, ¿puede conducir?, ¿puede trabajar?, ¿es responsable de un delito? Estas últimas preguntas afectan directamente al derecho civil, penal y laboral. Hablamos de la capacidad para seguir ejerciendo derechos, de la imputabilidad en caso de la comisión de un delito y de la necesidad de instruir medidas de protección. Las cuestiones son ineludibles, ya que es un hecho claro que las lesiones cerebrales pueden afectar a capacidades que afectan a nuestra capacidad para tomar decisiones. En ocasiones habremos de responderlas en reuniones con la persona afectada y sus familiares, en otras ante el requerimiento de letrados y jueces.

DSC_1501

A la capacidad para tomar decisiones también la llamamos competencia. Es un ámbito, el de la determinación de la competencia, que ha venido siendo objeto de reflexión desde comienzos de los años 80 y que ha ocupado un lugar destacado en los textos de bioética. La preocupación sobre la valoración de la capacidad para decidir se ha suscitado en menores, en personas con enfermedad mental, con discapacidad intelectual o con enfermedades degenerativas. Para ayudar en la tarea evaluadora, distintos autores han tratado de capturar las capacidades básicas que se incluyen dentro del concepto de “competencia de los seres humanos para decidir”. Así Appelbaum y Roth (1982) señalaron cuatro capacidades:

  • capacidad de elegir
  • comprensión de las cuestiones
  • manejo racional de la información
  • reconocimiento de la naturaleza de la información

En el mismo año, la “Comisión Presidencial para el Estudio de los Problemas Eticos” en EEUU definió tres capacidades necesarias para tomar decisiones:

  • posesión de un conjunto de valores y metas
  • posibilidad de comunicarse y de comprender la información
  • aptitud para el razonamiento y la deliberación

Los elementos comunes son la capacidad para comprender información y la capacidad para razonar. La capacidad para elegir y la mención de los valores hacen referencia a la posesión de guías de conducta y de mecanismos para resolver dilemas de acuerdo a metas o valores preestablecidos a lo largo de la vida. Se trata de un conjunto de capacidades en los que la información, su comprensión y la capacidad para pensar se sitúan en el centro. Es un modelo muy “racional”, en términos psicológicos, con presencia casi exclusiva de las capacidades cognitivas. Años más tarde se matizó este modelo y se propuso el de escala móvil para valorar competencia que tiene en cuenta las posibles consecuencias de las decisiones del paciente: “cuanto más graves puedan ser las consecuencias, los criterios de competencia se han de hacer más exigentes”. Esta idea insta a considerar el contenido objetivo de la decisión, para que la determinación de la competencia esté relacionada con cada decisión concreta.

Llegados a este punto las preguntas son dos:

  • ¿Qué secuelas derivadas de una lesión cerebral afectan a la capacidad para tomar decisiones?
  • ¿Cómo podemos valorar la afectación de dichas capacidades?

Subyace a estas preguntas la preocupación por proteger, sin limitar más allá de lo estrictamente necesario. Adelantamos la respuesta general de la primera: serán las secuelas que afectan a la comprensión de la información y aquellas secuelas que afectan al desenvolvimiento de la persona en entornos sociales.

Analicemos primeramente los trastornos de la comunicación. De todos ellos son los que afectan a la comprensión verbal (afasia receptiva o mixta) los que limitan de una manera más directa la entrada de la información que se necesita para tomar decisiones. Un problema severo de expresión verbal (anartria o afasia expresiva) no limita la capacidad para tomar decisiones si hay modos alternativos (gesto por ejemplo) de expresar una elección. El logopeda es el profesional que mejor nos informará acerca de las características del problema de comunicación y tendrá en cuenta tanto datos de su exploración de la comunicación como evidencias cotidianas de autonomía y desenvolvimiento social. A continuación se citan algunas de las cuestiones sobre las que nos hará falta tener información:

  • grado de comprensión de los mensajes verbales
  • posibilidad de expresar elección y de ¿justificarla?
  • nivel de comprensión de las situaciones aunque no haya lenguaje verbal
  • el desenvolvimiento en actividades de la vida diaria como evidencia de capacidad funcional 

A la hora de explorar al paciente, el profesional de la logopedia puede hacer uso de preguntas si/no, de preguntas con alternativas de respuesta previamente formuladas, de sistemas alternativos de comunicación, de la observación conductual y de la información aportada por familiares. Con estas preguntas en mente y con las estrategias definidas será posible formular un discurso del grado de capacidad para tomar decisiones teniendo en cuenta el problema de comunicación existente.

El segundo grupo de secuelas es más complejo de abordar y, por lo tanto, en este artículo sólo va a ser esbozado. Se trata de aquellas capacidades psíquicas que utilizamos los seres humanos para tomar decisiones y para desenvolvernos socialmente. El gráfico las representa.

cognición

Capacidades psíquicas implicadas en la conducta social y en la toma de decisiones.

 

A las funciones cognitivas clásicas, atención, memoria, funcionamiento ejecutivo, se añade aquí otro grupo de funciones esenciales para el desenvolvimiento social. Por supuesto que la alteración de estas funciones clásicas puede tener un marcado impacto en la capacidad para tomar decisiones, sin atención no hay forma de captar la información relevante, con un déficit mnésico grave no podemos acceder a nuestra biblioteca de conocimientos y experiencias, y utilizarlas en los procesos deliberativos.

A continuación comentaremos aquellas otras capacidades que no están incluidas bajo el paraguas de las funciones cognitivas:

  • Teoría de la mente: hace referencia a la capacidad que tenemos los seres humanos para crearnos hipótesis de lo que otra persona piensa o siente; es una capacidad esencial para orientar nuestra conducta y ajustarla a las intenciones, de los demás, a su estado de ánimo o al conocimiento que tienen sobre la realidad.
  • Reconocimiento de las emociones: las expresiones faciales, el movimiento corporal, los matices de la voz nos transmiten información acerca del estado emocional de otras personas; hostilidad, cercanía, tristeza, miedo son transmitidos de manera elocuente sin necesidad de recurrir a la palabra.
  • Estado afectivo: nada afecta tan claramente a nuestro modo de decidir como el propio estado emocional en que nos encontremos. En base a él seleccionamos los recuerdos, coloreamos la realidad presente y proyectamos hacia el futuro. El trabajo de Damasio y de otros autores contemporáneos ha subrayado la importancia de las emociones en la toma de decisiones, hasta el punto de colocarlas en un papel central, más importante que la propia racionalidad.
  • Conciencia: conducimos desde la convicción de que nuestros sistemas motor, atencional y visual funcionan bien y nos van a responder ante las demandas de la carretera. Conocemos que hay pacientes con hemiplejia que no toman conciencia de su dificultad y por lo tanto pretenden seguir conduciendo. Este es el ejemplo más claro de un trastorno de la conciencia afectando a una decisión como la de manejar vehículos. A otros niveles, los pacientes con daño cerebral pueden presentar limitaciones de la conciencia sobre sus propios trastornos de la comunicación, de la cognición o de sus habilidades sociales, con su correspondiente impacto sobre la toma de decisiones.
  • Control inhibitorio e iniciación: son dos capacidades psíquicas cuya alteración da lugar a los dos grandes síndromes de alteración conductual que vemos en los pacientes con daño cerebral, las conductas desinhibidas y la apatía. En las primeras los estímulos del entorno desencadenan respuestas conductuales precipitadas y con frecuencia inadecuadas. El paciente se ve privado del proceso deliberativo consecuencia del freno a la respuesta automática y a la consideración de todas las variables contextuales en juego. En el caso de la apatía, la indiferencia emocional se constituye en caldo de cultivo paralizador de conductas y de ocurrencias. En su versión extrema es una de las alteraciones más incapacitantes a la hora de tomar decisiones juiciosas ya que el paciente no se siente interpelado por nada, no actúa en su defensa y por lo tanto las opciones de abuso se multiplican.

Sirva este pequeño artículo para poner sobre la mesa algunas de las cuestiones a tener en cuenta cuando se nos pregunte acerca de la capacidad de un paciente para tomar decisiones y ejercer su autonomía, para informar al juez acerca de la competencia de una persona para obrar legalmente, o para estimar el grado de responsabilidad ante un delito. No son cuestiones menores, y ante estos requerimientos, el equipo multidisciplinar, en especial el logopeda, el neuropsicólogo y el médico, habrán de colaborar para explicar con claridad las secuelas y sus implicaciones sociales.

 

 

Artículos

Las secuelas psíquicas en el baremo de la Ley 35/2015

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Terapia física en el agua: cuándo y por qué

Julen Ripa Latre

Fisioterapeuta. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

Objetivos en la rehabilitación de las afasias

Clara Jiménez González

Logopeda del Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni de Bilbao.

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Monográfico: Amnesia retrógrada y daño cerebral

Varios autores y/o autoras

Tortícolis muscular congénita

Irma García

Fisioterapeuta pediátrica. Unidad de Rehabilitación Infantil. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

Carlos Rodríguez Melcón

Fisioterapeuta. Unidad de Daño Cerebral. Centro Hospitalario Padre Menni de Santander.

Elena Tampán

Fisioterapeuta pediátrica. Unidad de Rehabilitación Infantil. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

“Desde el traumatismo no me baja la regla. ¿Por qué?”

Ainhoa Espinosa Luzarraga

Neuropsicóloga de Aita Menni en el Centro de Día de Daño Cerebral de IFAS Bekoetxe. Formadora en neuropsicología y sexualidad.

Las múltiples causas de una disfunción sexual en el cuerpo masculino tras un daño cerebral adquirido

Ainhoa Espinosa Luzarraga

Neuropsicóloga de Aita Menni en el Centro de Día de Daño Cerebral de IFAS Bekoetxe. Formadora en neuropsicología y sexualidad.

El daño cerebral también puede afectar al sistema endocrino

Ainhoa Espinosa Luzarraga

Neuropsicóloga de Aita Menni en el Centro de Día de Daño Cerebral de IFAS Bekoetxe. Formadora en neuropsicología y sexualidad.

Alba Muñoz

Neuropsicóloga. Miembro ordinario de la  División de Neuropsicología Clínica (NPsiC).

¿Qué silla de ruedas motorizada necesito?

Ane Cáceres

Terapeuta ocupacional. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni.

Ismene Goiti

Fisioterapeuta. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni.

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Reflexiones en torno a la creación de un modelo para la rehabilitación de pacientes con afasia severa

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Clara Jiménez González

Logopeda del Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni de Bilbao.

El Proyecto EDUCA como respuesta a la sobrecarga de la persona cuidadora

Ana Isabel Domínguez Panchón

Doctora en Psicología. Psicóloga clínica. Hospital Aita Menni.

La telerrehabilitación en logopedia

Clara Jiménez González

Logopeda del Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni de Bilbao.

La comunicación con las familias de los pacientes hospitalizados con afasia en los tiempos del COVID-19

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Sara Pacheco

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni.

La neuropsicología en la intervención con menores con DCA en la fase post-aguda

Ignacio Sánchez Cubillo

Psicólogo especialista en Neuropsicología. Servicio de Daño Cerebral. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

Epilepsia post ictus

Eloi Nin

Médico rehabilitador. Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni.

La aplicación del concepto de “calidad de vida” a la atención de las personas con daño cerebral

Lorena Díaz Díaz Aguirrebeña

Neuropsicóloga en el Centro de Día de Daño Cerebral Aita Menni de Arrasate / Mondragón.

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

El síndrome de Korsakoff, ¿qué puede aportar la intervención neuropsicólogica?

Sara Pacheco

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni.

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Terapia de pareja. ¿Qué pasa con el sexo cuando hay un daño cerebral?

Ainhoa Espinosa Luzarraga

Neuropsicóloga de Aita Menni en el Centro de Día de Daño Cerebral de IFAS Bekoetxe. Formadora en neuropsicología y sexualidad.

El papel de las intervenciones psicológicas en la actividad asistencial de Aita Menni

José Antonio Ezquerra Iribarren

Psicólogo. Responsable del área de Persona Mayor de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Cuándo dar el alta a un paciente ingresado en una unidad de daño cerebral

Dr. Juan Ignacio Marín Ojea

Especialista en Medicina Física y Rehabilitación. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni (Arrasate / Mondragón).

Cuando mi brazo ya no es mío: a propósito de un caso de somatoparafrenia

Aroa Martín del Moral

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni.

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Arantxa Irasuegui

Psicóloga.

Un acercamiento al concepto de cognición social

Olga Rusu

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni.

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

¿Por qué debo utilizar esta ortesis?

Eloi Nin

Médico rehabilitador. Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni.

El juego como herramienta terapéutica

Fátima Sahara Sanz

Terapeuta ocupacional. Unidad de Rehabilitación Infantil. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

La apraxia, esa gran desconocida

Amaia Goiriena Boyra

Terapeuta ocupacional. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

Irritabilidad en personas con ictus

Naiara Mimentza

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni de Arrasate / Mondragón.

Naiara Mimentza

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni de Arrasate / Mondragón.

Entrenamiento del equilibrio en pacientes con daño cerebral basado en perturbaciones

Dr. Juan Ignacio Marín Ojea

Especialista en Medicina Física y Rehabilitación. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni (Arrasate / Mondragón).

¿Qué es la afasia progresiva primaria?

Ángela Fernández de Corres

Logopeda. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

La sexualidad con daño cerebral adquirido (II)

Ainhoa Espinosa Luzarraga

Neuropsicóloga de Aita Menni en el Centro de Día de Daño Cerebral de IFAS Bekoetxe. Formadora en neuropsicología y sexualidad.

La sexualidad con daño cerebral adquirido (I)

Ainhoa Espinosa Luzarraga

Neuropsicóloga de Aita Menni en el Centro de Día de Daño Cerebral de IFAS Bekoetxe. Formadora en neuropsicología y sexualidad.

Los trastornos emocionales y conductuales tras el ictus

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Naiara Mimentza

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni de Arrasate / Mondragón.

Implantación del Modelo de Atención Centrado en la Persona

María José Nova Sánchez

Psicóloga clínica. Área de Persona Mayor. Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Tratamiento de la apatía en la Unidad de Daño Cerebral Adquirido

Ignacio Sánchez Cubillo

Psicólogo especialista en Neuropsicología. Servicio de Daño Cerebral. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

Noemí Álvarez

Responsable del Área de Neuropsicología. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

El síndrome de Angelman en España: analizamos la visión de las familias

Marina Pascual

Logopeda. Servicio de Daño Cerebral. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Ángela Fernández de Corres

Logopeda. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

La terapia ocupacional en el ámbito domiciliario

Amaia Goiriena Boyra

Terapeuta ocupacional. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

La valoración neuropsicológica en un Servicio de Daño Cerebral

Noemí Álvarez

Responsable del Área de Neuropsicología. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

“¿Por qué me duele?” Dolor central post ictus.

Eloi Nin

Médico rehabilitador. Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni.

El manejo de la impulsividad en pacientes con daño cerebral

Garazi Labayru Isusquiza

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral. Hospital Aita Menni.

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Naiara Mimentza

Neuropsicóloga. Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni de Arrasate / Mondragón.

Cómo informar acerca del pronóstico a las familias de personas con daño cerebral

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.

Disartria infantil

Ángela Fernández de Corres

Logopeda. Centro de Neurorrehabilitación Aita Menni (Bilbao).

Toxina botulínica. ¿Pero esto no es un veneno?

Eloi Nin

Médico rehabilitador. Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni.

¿Por qué los pacientes con problemas de memoria siempre contestan “no sé”?

José Ignacio Quemada Ubis

Psiquiatra. Director de la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias. Responsable del Servicio de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias Aita Menni.