El diputado general de Gipuzkoa transmite su "reconocimiento" a los profesionales de Aita Menni

15/03/2021

Markel Olano y la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, visitan una de las unidades covid-19 habilitadas en el Hospital de Eibar. La DFG confió en Aita Menni la gestión de este centro de referencia para la atención de casos derivados de las residencias de personas mayores de Gipuzkoa.

Desde marzo del 2020, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha habilitado tres centros sociales para atender casos COVID-19 derivados de las residencias: Cruz Roja en Donostia, Torrekua en el Hospital de Eibar y San Jose en Ordizia. Desde entonces, un total de 695 personas, en su mayoría personas usuarias de las residencias de mayores, han sido atendidas en estos tres recursos especializados: 89 en Cruz Roja desde marzo a mayo del 2020, 411 en Torrekua desde junio del 2020 a marzo del 2021, y 195 en San Jose desde septiembre del 2020 a marzo del 2021.     

El diputado general, Markel Olano, ha visitado hoy una de las dos unidades habilitadas en la planta Torrekua en el Hospital de Eibar, acompañado de la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, donde se ha reunido con profesionales de Aita Menni, quienes prestan la atención en la planta de Eibar, y con responsables de Kabia, entidad encargada de hacer lo propio en el centro de Ordizia.

Olano, además de trasladar “toda su cercanía y solidaridad” a las familias de las 322 personas mayores residentes fallecidas en Gipuzkoa como consecuencia de la enfermedad, ha transmitido su “reconocimiento” a Aita Menni y a Kabia, por la labor realizada en la primera línea frente a la pandemia, unas palabras que ha hecho extensible a todo al conjunto del personal de las residencias del territorio. “Hemos hecho frente a los efectos del virus en red, aunando esfuerzos entre las instituciones y las entidades del tercer sector social. Ahora que, gracias a la vacuna y a la labor de prevención, la situación mejora en las residencias y en el conjunto de los servicios sociales, tenemos que mantener la colaboración para garantizar la prevención y la atención adecuada a cada circunstancia”, ha comentado.

Según ha informado el diputado general, a partir de esta misma semana, de las 106 plazas habilitadas en los centros de Eibar (48) y Ordizia (58) para atender casos COVID-19, en su mayoría personas usuarias de residencias, 24 se mantendrán en Eibar para atender posibles casos positivos provenientes de residencias. La segunda unidad del Hospital de Eibar, otras 24 plazas, se destinará a acoger personas con necesidades sociosanitarias, tal y como estaba previsto con la apertura de este servicio previa a la irrupción de la pandemia de la COVID-19. En el caso del centro San Jose de Ordizia, las 58 plazas allí dispuestas se utilizarán provisionalmente y mientras dure la pandemia, como plazas para estancias temporales para personas mayores dependientes.

Olano ha explicado que la apertura de los centros de referencia COVID-19 desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado, ha resultado ser “clave” para afrontar la crisis sanitaria: “Fuimos pioneros en abrir el primer centro de este tipo en nuestro entorno, y ha demostrado ser muy útil para atender a personas que no requerían de atención hospitalaria. También han dado un pequeño respiro a las residencias, porque en muchísimos casos ha evitado la propagación del virus dentro de los centros”.