Intervención sobre el síndrome metabólico en nuestra Unidad de Media Estancia

04/04/2017

En un contexto de autoevaluación y mejora de nuestra actividad asistencial, y teniendo en cuenta nuestra función de abordaje integral de las personas ingresadas, hemos comenzado a tener cada vez más presente nuestra función en la prevención de complicaciones somáticas. Concretamente, tratamos de prevenir la obesidad y otros factores que aumentan el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.

Escrito por:
Beatriz Nogueras Ormazabal, jefa clínica UME
- Mª José Reos Llinares, monitora
- Mertxe Goñi Gallego,  supervisora

El síndrome metabólico (SM) es un concepto que ha suscitado un alto interés tanto en salud pública general como en el caso de concreto de la psiquiatría. Abarca, en definitiva, un conjunto de factores que aumentan el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.

No sólo nuestros pacientes, sino todas aquellas personas con enfermedades mentales tienen mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, debido a prevalencia más alta de obesidad, tabaquismo, diabetes, hipertensión y dislipidemia. El estilo de vida potencia el síndrome metabólico. Debemos señalar que los tratamientos psicofarmacológicos también pueden aumentar el riesgo de sobrepeso. Por ello, hemos decidido intervenir a este nivel.

Los factores de riesgo implicados son:

  • obesidad abdominal (102 en varones  y 88 en mujeres)
  • hipertrigliceridemia (TG >=150)
  • HDL bajo (<40 hombres, <50 mujeres)
  • tensión arterial elevada (>130/85)
  • glucemia basal (>110)

Y se considera que deben estar presentes al menos tres de ellos para considerar que una persona cumple criterios del síndrome metabólico completo.

Evaluación y abordaje

En el proceso de evaluación individual del paciente, se recoge la información necesaria tanto en relación a antecedentes como la valoración médica y de enfermería, y entre ellos, se concreta la valoración de los datos señalados. Si una persona tiene un síndrome metabólico completo o uno de los factores, pasamos a la intervención concreta e individual, que se sintetiza en: 

o   dieta alimenticia oportuna, con control de peso 

o   participación en el grupo de Educación para la salud II (específico para este grupos de pacientes)

o   inclusión en el grupo de 'Paseo saludable'

o   seguimiento tanto de peso como de factores analíticos

Además, y teniendo en cuenta que la obesidad es un factor de riesgo importante, hemos decidido invitar también a pacientes que en este momento se encuentran en situación de sobrepeso -índice de masa corporal (IMC) entre 25-29,9-, de cara a proporcionar e informar de hábitos de salud adecuados y favorecer el abordaje de los mismos. Se trata de un abordaje preventivo.

Durante el pasado año 2016, la intervención se ha centrado en 28 pacientes, mediante grupos teóricos de educación para la salud sobre el síndrome metabólico y paseos dirigidos a estos grupos concretos.

Sesiones específicas de educación para la salud

Desde enfermería se comienza a trabajar a nivel educativo con los siguientes contenidos:

-          Sesión 1: Síndrome Metabólico. Explicar en qué consiste y recordar el motivo de la inclusión en este grupo.

-          Sesión 2: Alimentación. Pirámide nutricional. Cálculo del IMC. ¿Qué consideras una dieta equilibrada? Por lo general suelen ser necesarias dos sesiones de este tema.

-          Sesión 3: Colesterol.

-          Sesión 4: Diabetes.

-          Sesión 5: Hipertensión. Enfermedades cardiovasculares.

-          Sesión 6: Ejercicio físico.

 

Coordinación de actividades de monitoraje

En enero de 2017, desde las áreas de monitoraje y enfermería se planteó realizar una semana temática en la Unidad cuyas actividades programadas reforzaran tema que se iba a tratar en el grupo teórico de 'Educación para la salud' dirigida a la prevención del síndrome metabólico. La semana, temática estaba dirigida tanto a las personas incluidas en el grupo preventivo de SM como aquellas no incluidas. Así, y como ejemplo, durante toda la semana se llevaba a cabo mínimo una actividad dirigida hacia el tema que se trataba, en esta ocasión al colesterol.

 

Esta semana temática ha sido valorada muy positivamente, tanto por el equipo de profesionales de la Unidad como por el grupo de pacientes. Las personas tratadas con capacidades cognitivas más limitadas se han beneficiado y concienciado en mayor medida sobre el problema; a través de la inclusión de la temática en otras actividades, los pacientes llegan a la actividad de ‘Educación para la salud’ con más información y con menos dificultades para seguir el tema que se trata.

Cabe destacar la importancia del trabajo en equipo para la consecución de los objetivos que se plantean, así como también favorecer el empoderamiento de cada persona en cuanto al cuidado de sí misma. Por todo ello, en la Unidad de Media Estancia se seguirán organizando semanas temáticas a lo largo del año, para cumplir con los objetivos marcados de prevención del síndrome metabólico así como para mejorar la calidad de vida de los y las pacientes que tratamos.