Nuestra lavandería, un ejemplo de eficiencia energética y barrera sanitaria

15/11/2019

Con las nuevas instalaciones se optimiza la calidad higiénico-sanitaria y se evita el riesgo de contaminación cruzada. La reducción de tiempo de lavado, el descenso en el gasto de energía, agua y detergentes suponen un ahorro anual de 50.000 euros, además de un mayor cuidado del medio ambiente.

En Aita Menni se lava alrededor de una tonelada de ropa al día, excepto los domingos, que no hay servicio. Los lunes la cifra puede superar los 1.400 kilos. Para llevar a cabo esta tarea, el Hospital dispone desde hace unos meses de una lavandería de barrera sanitaria diseñada para hospitales, que evita el riesgo de contaminación cruzada ofrece una calidad higiénico-sanitaria óptima

En la nueva lavandería, que también cambió de ubicación, se instalaron 5 lavadoras de barrera sanitaria industriales con doble puerta: de carga y descarga, cuya boca de carga está situada en el lado sucio de la barrera y la de descarga en la de limpio. De este modo no existe posibilidad de que se mezcle, en ningún momento del proceso ni en ningún lugar, la ropa sucia con la limpia. 

Pero, además, la actual lavandería industrial es mucho más económica y ecológica. Con ayuda de la tecnología, se ha reducido un 30% el tiempo de puesta en marcha de las lavadoras (5 horas diarias menos, lo que significa, en número redondos, 1.500 horas menos de lavado al año), con el consiguiente ahorro del 30% en gas y electricidad. También es menor el consumo de detergentes y más bajo el volumen de residuos. Entre los ahorros, llama la atención la reducción en el consumo de agua: 19.000 litros menos de agua al día. La suma de todos estos ahorros significará una reducción de costes estimada en 50.000 euros al año.

Nuevas instalaciones y procesos 

Todo es nuevo en la nueva lavandería, desde los carros hasta la señaletica pasando por la mesa de repaso. Aloña Tellería, responsable de Servicios Generales de Aita Menni, y Nagore Izaguirre, encargada del Servicio de Lavandería, se muestran muy satisfechas con las nuevas instalaciones y los resultados obtenidos: "Se han reducido los costes, se ha ganado en eficiencia, ecología y calidad. Las nuevas lavadoras Girbau instaladas, marca con la que trabajamos desde hace años, son capaces de lavar con un ahorro de agua del 59% y en bastante menos tiempo (un 23,5% menos) que las que teníamos de hace 15 años. Además, la antigua maquinaria ha sido retirada para ser reutilizada por la propia firma", explican, mientras enumeran los cambios en los procesos implantados en la nueva lavandería:

- sustitución de la maquinaria

- instalación de la barrera sanitaria

- mejora en los procesos de lavado y secado

- utilización de jabones eficientes 

"Resultado: menor consumo de agua, electricidad, vapor, tiempo y mayor cuidado del medio ambiente", subrayan.

La barrera sanitaria

En el mismo espacio ya nunca se mezcla la ropa sucia con la limpia, las dosis de detergente se suministran automáticamente desde cubetas estancas... A la renovación de la maquinaria y la delimitación de salas para garantizar la barrera sanitaria se unen otros muchos detalles que nos han hecho optimizar el proceso de lavado, secado y planchado. Aloña Tellería y Nagore Izaguirre detallan que barrera sanitaria significa "el aislamiento para evitar la contaminación de ambas zonas", y que en Aita Menni se cumple porque: 

• Utilizamos medios de transporte diferentes para ropa limpia y sucia. 

• El personal para la manipulación de la ropa sucia es independiente y exclusivo.

• Las salas son independientes y están incomunicadas. Las máquinas de lavar disponen asimismo de barrera sanitaria; exclusa de desinfección entre una y otra. 

• Se realiza una desinfección periódica de medios de transporte internos y externos de la ropa sucia. 

• Todos los programas de lavado van provistos de eficaces procesos de desinfección. 

• Existe un control de calidad.

• Se realiza periódicamente  un estudio microbiológico. 

Eficiencia energética en datos

Las nuevas instalaciones han incrementado un 15% la capacidad de producción, pasando de una capacidad kg/hora de 200 a 231 kg. Como resultado de esta mejora productiva se están poniendo 110 lavadoras menos al mes o lo que es lo mismo, 1.320 lavadoras menos al año. En cuanto a los tiempos de lavado, debido a la sustitución de maquinaria y a la utilización de jabones más eficientes, se ha reducido 306 minutos diarios de puesta en marcha de lavadoras; es decir, 5 horas de lavado/día menos.

Las lavadoras antiguas, compradas hace 25 años, consumían 36 litros/kg; con las nuevas lavadoras el consumo de agua es de 14,5 litros/kg. Como resultado, tenemos un ahorro total de 19.066,75 litros/día: 19,066 m3. En cuanto al consumo de gas, al cambiar las secadoras, la diferencia de la energía consumida para evaporar un litro de agua es de 1,02 kW/hora, al día el ahorro es de 30,6 kW/día. 

Si tenemos en cuenta que en Aita Menni se lavan 28.000 kg de ropa mensuales, la inversión en las nuevas instalaciones, en calderas, nuevas máquinas -lavadoras, secadoras y de planchado- y la profesionalidad con la que se han extremado cada uno de los procesos han propiciado un gran ahorro económico, al reducirse tiempos de lavado y consumos de agua y energía. Disponemos, además, de programas más eficientes a temperaturas más bajas. Todo esto supone una disminución de costes pero también un mayor cuidado del medio ambiente que se traduce en eficiencia e incluso en la rebaja de emisiones de CO2

En cuanto al uso de detergentes, la lavandería dispone de un sistema de jabones automatizado para evitar manipulaciones. Este sistema de jabones esta informatizado de forma que el personal tiene acceso a la información para saber en qué lavadoras y en qué programas se ha utilizado. 

Cifras más significativas
Kg de ropa lavada al año: 340.000
Reducción número de lavadoras puestas al mes: 110, al año 1.320
Ahorro en tiempo: 5 horas menos de lavado al día (1.545 horas/año menos)
Ahorro en electricidad: 1.193,4 Kw menos al año
Ahorro en agua: 19.066 litros de agua al día menos, 5.891 m3 de agua menos al año
Ahorro económico estimado: 50.000 euros al año