Antecedentes históricos

La compra del balneario por parte de Benito Menni

La familia Mendía, propietaria del balneario, consciente de la decadencia de su negocio tras el asesinato de Cánovas del Castillo, puso a la venta todas sus instalaciones.

Benito Menni, que entre tanto había ido fundando hospitales psiquiátricos por distintos puntos de la geografía española y que había fundado incluso la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, vio la oportunidad de llevar adelante el proyecto que años atrás hubo de abandonar en Eskoriatza.

De esta manera, el 1 de marzo de 1898, ante el notario de Mondragón, D. Mario Aguinaga Barona, se firmó la escritura de compraventa de los edificios y terrenos que componían el balneario de Santa Águeda, compareciendo de un lado los propietarios, D. Ramón, Dña. Sabina y D. Carlos Mendía y de otra, el padre Benito Menni, como gerente de las sociedades anónimas 'El Iris' y 'La Rosa', representativas, respectivamente, de los intereses de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios y de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.

Imagen del balneario de Santa Águeda en 1897Tras la adquisición de las instalaciones, el 1 de abril de 1898, la Sagrada Congregación de Obispos y Regulares aprobó la fundación de la nueva institución sanitaria. Por su parte, el 20 de abril de 1898, el Gobernador Civil de Gipuzkoa aprobó las bases fundacionales para la estancia de personas con enfermedad mental de la provincia en el centro. Simultáneamente se desarrollaron las obras de acondicionamiento necesarias para la adaptación del establecimiento a su nuevo uso hasta que finalmente, el 1 de junio de 1898, se inauguró la Casa de Salud de Santa Águeda. Cuando tan sólo habían transcurrido diez meses desde el magnicidio de Cánovas del Castillo, el balneario se había transformado en hospital psiquiátrico.