Antecedentes históricos

El Hospital de Eskoriatza

BENITO MENNI Y ESKORIATZA

Entre los años 1872 y 1876 tiene lugar la Tercera Guerra Carlista. Las batallas más sangrientas de dicha contienda sucederán en tierras de Euskadi y Navarra. Benito Menni junto a algunos hermanos no duda en ofrecerse para llevar la asistencia sanitaria a los heridos de guerra de los dos bandos. Así en 1873 solicita la incorporación como voluntario de la recién creada Cruz Roja. Asumiendo los valores de la Cruz Roja Benito Menni estará presente prestando asistencia en las ambulancias y en los hospitales de sangre. Destacan los combates de Portugalete, Abarzuza, Lácar, Iruinberri-Lumbier y en la cuenca de Iruña-Pamplona. En estos campos de batalla, Benito Menni junto a otros hacían de camilleros, ayudaban a los cirujanos y trasladaban a los heridos a los diferentes hospitales. Dichos hospitales estaban en Santurce, Iratxe, Otxandio y Gesalibar. El de Gesalibar, en aquel entonces todavía balneario durante la guerra fue utilizado como hospital de sangre.

Es entonces cuando Benito Menni conoce el Alto Deba y especialmente Arrasate y Eskoriatza. Terminada la guerra, busca un establecimiento para acoger a los que más sufrían en nuestro valle en aquellos años: las personas con enfermedad mental, que muchas veces terminaban sus días en cárceles completamente aisladas y sin recibir ningún tipo de asistencia. Junto a ellas habría otras dos secciones más, para heridos de guerra y niños que a consecuencia de la guerra habían quedado solos. Decide abrirlo en Eskoriatza en el que había sido el Hospital del Santo Rosario, hoy Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de Mondragón Unibertsitatea. Será el primer centro psiquiátrico de Benito Menni y fue inaugurado el 28 de noviembre 1875.

Mapa Eskoriatza

El primer paciente que fue acogido fue Don Anselmo Alay, vecino de Eskoriatza. Por razones políticas el hospital cierra sus puertas el 30 de mayo 1876, siendo este el primer paso que dio Benito Menni por las personas con enfermedad mental. En 1881, viendo la situación de las mujeres con enfermedad mental funda la congregación de Hermanas Hospitalarias para acoger a dichas mujeres. Benito Menni no se olvida de este valle y vuelve en 1898 para fundar los actuales hospitales de Gesalibar para llevar la asistencia a los hombres y mujeres con enfermedad mental, comprando el antiguo balneario de Gesalibar, caído en desgracia tras el asesinato del Presidente del gobierno Cánovas del Castillo. Aquel primer hospital de sangre y balneario de Gesalibar que hoy son los Hospitales de Hnos. de San Juan de Dios y el Hospital Aita Menni de Hermanas Hospitalarias.

Imagen del Hospital de EskoriatzaDurante la guerra carlista, los enfermos mentales tenían grandes dificultades para llegar a los manicomios de Valladolid o Zaragoza, lo que provocaba que en muchos casos terminasen en las cárceles. Ante esta situación surgió en Benito Menni el deseo de crear un establecimiento hospitalario en Eskoriatza:

“... y a fin de acudir a necesidades muy urgentes, hemos pensado abrir una casa hospital por cuenta nuestra y admitir en ella tres secciones:

1ª   Una de dementes, que actualmente están en varios pueblos, detenidos en las cárceles, sin que se atienda su curación por falta de asilo apropiado.
2ª   Para los inválidos de guerra.
3ª   Para los niños varones que por las consecuencias de la guerra o por otras desgracias hayan quedado desamparados, o que sus padres no puedan proporcionarles cuanto convenga a su formación intelectual, moral y física...”


Benito Menni encontró una acogida favorable a su proyecto en las Diputaciones de Gipuzkoa y Araba que concertaron las estancias de los pacientes a su cargo al precio de una peseta diaria. 

El hospital de Eskoriatza se abrió el 23 de noviembre de 1875. Cinco meses más tarde, el 13 de marzo de 1876, la guerra finalizaba y los cambios que se produjeron en las fuerzas políticas de las instituciones públicas provocaron su cierre ese mismo año.