La Orquesta Sinfónica de Euskadi recibe una calurosa acogida en el Hospital Aita Menni

Unas 300 personas disfrutaron del concierto que, el 19 de junio, ofreció la OSE en el salón de actos del Hospital Aita Menni de Arrasate-Mondragón. Bajo la dirección de Lorenz Nasturica-Herschcowici, primer violín de la agrupación, 57 músicos interpretaron la 5ª Sinfonía de Beethoven.
Euskadiko Orkestra Sinfonikoa Arrasateko Aita Menni Ospitalean arituko da bihar

Tras los vítores y aplausos, también hubo propina y más palmas, al ritmo de la Marcha Radetzky, de Johann Strauss padre. El concierto entra dentro de las actividades que el Hospital Aita Menni ha programado con motivo del 100 aniversario de la muerte de San Benito Menni, restaurador de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios y fundador de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias, a la que pertenece el centro.

Una vez más, pacientes, profesionales del centro y vecinos de Arrasate pudieron disfrutar de una actuación de la OSE en nuestras instalaciones. El responsable de Pastoral del Hospital Aita Menni, Egoitz Zabala, organizador de la actividad, agradeció a la Orquesta Sinfónica de Euskadi que nuevamente viniera al Hospital Aita Menni a deleitar a los asistentes con su música. “En especial se lo agradecemos al director saliente, Iñigo Alberdi, quien siempre ha colaborado para que la agrupación nos visite, y ya es la tercera vez que lo hace”, recordó al presentar el acto.

Desde la la Orquesta Sinfónica de Euskadi, Iñigo Alberdi aseguró que los intérpretes estaban ilusionados por volver a tocar en el hospital, ya que siempre están deseosos de hacer llegar su música al público que normalmente no acude a los conciertos. Alberdi es buen conocedor del hospital y asegura que el centro alberga muchos aficionados a la música clásica. Lorenz Nasturica-Herschcowici y él escogieron para este concierto la Sinfonía nº 5 de Beethoven porque querían traer algo «muy popular y a la vez muy bueno» al hospital

La Orquesta Sinfónica de Euskadi es una formación sinfónica de referencia y su actividad es seguida por 7.000 abonados. Cuenta con un 90% de ocupación en el conjunto de su actividad y recibe 150.000 espectadores al año. 

Cada temporada «Orkestra Herrietan» lleva la música de la Orquesta Sinfónica de Euskadi a espacios de su entorno, alejada de su circuito habitual de conciertos. El propósito es acercar su propuesta cultural a colectivos a los que habitualmente no puede llegar y, en nuestro caso concreto, al mundo de los pacientes con enfermedades mentalespersonas mayores, y afectados por daño cerebral”.