El consejero de Salud visita la Unidad de Psiquiatría Legal

El responsable de salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, estuvo acompañado durante la visita por la Dirección del centro. El director gerente del Hospital Aita Menni, Mikel Tellaeche, anunció que está prevista una ampliación de la capacidad de las instalaciones de la UPL, de tal forma que el año que viene se duplique su número de plazas asistenciales.
Osasuneko sailburua Legezko Psikiatria Unitatean izango da

La Unidad de Psiquiatría Legal (UPL) es fruto de la colaboración de los departamentos de Salud y de Justicia de Justicia del Gobierno Vasco y el Hospital Aita Menni. Se trata de la primera unidad psiquiátrica de España creada para atender a pacientes mentales que se hallan implicados en procesos judiciales como consecuencia de actuaciones derivadas de su propia enfermedad psiquiátrica. Sus instalaciones fueron inauguradas en noviembre de 2013 para atender a personas con enfermedad mental grave que por orden judicial han de ser atendidas en una unidad psiquiátrica de alta seguridad. 

Durante la visita Jon Darpón, alabó la labor desarrollada por instituciones como Aita Menni en la larga lucha contra la gran losa de las enfermedades mentales: su estigmatización. A juicio de Darpón,aunque en las últimas décadas hemos avanzado mucho, aún nos resta un largo camino, en el que la apertura de centros como esta nueva Unidad de Psiquiatría Legal de Aita Menni es un enorme paso en la buena dirección”.     

El consejero de Salud se felicitó, en este sentido, por el hecho de que Euskadi se sitúe una vez más en la vanguardia, en este caso en lo que definió como “la vanguardia de la dignidad humana”. “En primer lugar, porque aquellas personas que han cometido delito y por sufrir un trastorno mental no son imputables por el mismo, cumplen las medidas de seguridad en centros psiquiátricos públicos vascos; cuando en el resto del Estado, en torno a 9 de cada 10 personas en esa misma situación están recluidas en centros penitenciarios, lugares no adecuados para un tratamiento acorde con su situación mental. Y, al mismo tiempo, porque nuestra Comunidad dispone de un servicio de cooperación con la justicia en el ámbito penitenciario, único en el Estado, que intermedia entre la judicatura y los servicios asistenciales y que no solo facilita ese tránsito, sino que vela porque las condiciones de las personas en cumplimiento de medidas de seguridad sean las más idóneas”. 

El consejero de Salud visita la Unidad de Psiquiatría Legal

Por su parte, el director de la Unidad de Psiquiatría Legal, Iñaki Madariaga, explicó que el centro, desde su apertura, “ha funcionado con normalidad y ha atendido a un total de 22 pacientes”. Por otro lado, el director gerente del Hospital Aita Menni, Mikel Tellaeche, anunció que está prevista una ampliación de la capacidad de las instalaciones de tal forma que el año que viene se duplique el número de plazas asistenciales. «Ahora puede acoger 10 pacientes y en 2016 esperamos que sean 20. Se quiere dar una cobertura a Bizkaia, Álava y Gipuzkoa”, dijo.

 EL ‘PLUS’ QUE OFRECE LA UPL

Este tipo de enfermos mentales requiere de unos elementos específicos de atención en el ámbito de la seguridad. La diferencia de esta Unidad con los hospitales psiquiátricos es que ofrece una instalación psiquiátrica con elementos de alta seguridad en la atención a los enfermos mentales y al mismo tiempo con una orientación claramente asistencial. La Unidad de Psiquiatría Legal del Hospital Aita Menni dispone de 882 metros cuadrados que se distribuyen en diez habitaciones individuales, dos salones polivalentes, despachos para el personal sanitario, office-cocina, comedor y un patio exterior. 

“El ‘plus’ que ofrece esta Unidad es el de proporcionar un servicio de psiquiatría con una orientación totalmente asistencial y al mismo tiempo con unas medidas de seguridad preparadas para atender a pacientes. Sus instalaciones han sido creadas para dar respuesta  a la seguridad de estos pacientes y a las personas que los atienden. Básicamente se trata de evitar autolesiones, agresiones e intentos de fuga. El mobiliario ha sido concebido fundamentalmente para que no pueda ser usado como instrumento de agresión ni de autolesión. En la habitación no se dispone de ningún mecanismo, ni de ningún elemento desmontable o con aristas por motivos de seguridad. 

El consejero de Salud visita la Unidad de Psiquiatría Legal

INSTALACIONES

La Unidad tiene en funcionamiento 55 cámaras de video (con visión nocturna), monitorizadas desde el puesto de Control General. No existe ningún punto ciego ni en el interior ni en habitaciones, sala de estar, pasillos y comedor, como en el exterior.  Además, predominan los espacios diáfanos a fin de que el personal asistencial pueda controlar visualmente  todo lo que está sucediendo.

El acceso y salida de la Unidad de Psiquiatría Legal es completamente ajeno e independiente de las instalaciones del resto del hospital. Desde el Centro de Control, protegido por cristales antivandálicos (doble cara de 8 mm), se controlan las instalaciones de climatización, iluminación, megafonía y comunicación con el paciente.