El músico vasco Juan Carlos Irizar presentó en el Aquarium de Donostia su último disco, un homenaje a la figura de San Benito Menni

12/09/2014

La presentación del repertorio formó parte de una jornada especial de actos que tuvo lugar en el Aquarium donostiarra para conmemorar el 100 aniversario del fallecimiento de San Benito Menni

Himno a San Benito Menni

El músico vasco Juan Carlos Irizar presentó en el Aquarium-Palacio del Mar de Donostia-San Sebastián su último disco, un  homenaje a la figura de San Benito Menni con motivo del 100 aniversario de su fallecimiento. El padre Menni fue el restaurador de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios, fundador de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, a la que pertenece nuestro hospital, y el creador de la primera red asistencial psiquiátrica de España.

La presentación del repertorio formó parte de una jornada especial de actos celebrada el 12 de septiembre en el Aquarium donostiarra para conmemorar el 100 aniversario del fallecimiento de San Benito Menni. Junto con el coro de hermanas del Hospital Aita Menni y el coro de cámara Los Tonos Humanos, el artista vasco interpretó el himno a San Benito Menni que ha compuesto en honor al fundador con motivo del centenario

Entre otras personalidades, estuvieron presentes el subdelegado del Gobierno de España en Gipuzkoa, José Luis Herrador; el delegado Territorial del Departamento de Salud en Gipuzkoa, Rafael Uribarren; el presidente del Aquarium, Vicente Zaragueta, y los Consejos de Dirección del Hospital Aita Menni y del Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios de Arrasate-Mondragón.

Acuarium

Durante la jornada, Sor Natividad Carbajo, vicaria provincial, recordó la vida del Padre Menni y su paso por Euskadi. Por su parte, el Dr. Ignacio Quemada, director médico del Hospital Aita Menni, incidió en la relevancia de la obra de San Benito Menni dentro de la psiquiatría. Asimismo, Egoitz Zabala, responsable de Pastoral y Voluntariado de Aita Menni, recordó el impulso que el padre Menni dio al voluntariado en el siglo XIX. 

Al concluir la mañana, se celebró un mercadillo solidario para recaudar fondos que se destinarán a la lucha contra la epidemia de ébola en África Occidental con artículos confeccionados por los pacientes y usuarios de varios centros de Aita Menni. 

CELEBRACIÓN DEL ANIVERSARIO

Desde el pasado mes de abril 24 de abril -fecha del 100 aniversario de la muerte de San Benito Menni-, las Hermanas Hospitalarias y la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios organizan, de manera conjunta, diversas iniciativas para celebrar tan destacada fecha. Estas actividades se vienen desarrollando desde entonces y hasta el 24 de abril de 2015, día en el que terminará el aniversario. 

Entre muchas de las acciones del programa del centenario, destaca la celebración de mercadillos solidarios, exposiciones de arte, actuaciones del coro de pacientes de Aita Menni, prácticas deportivas como el ascenso a las cuatro cimas más altas del País Vasco y la peregrinación a Lourdes y a Ciempozuelos, lugar donde residen los restos de San Benito Menni.

Homenaje SBM Acuarium

SAN BENITO MENNI

San Benito Menni nació en Milán (Italia) en 1841 y falleció en Dinán (Francia) el 24 de abril de 1914. En 1860 ingresó en la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y cambió el nombre de Ángel Hércules, impuesto en su bautismo, por el de Benito. Cursó los estudios filosóficos y teológicos primero en el Seminario de Lodi (Italia) y después en el Colegio Romano (Pontificia Universidad Gregoriana de Roma). Fue ordenado sacerdote en 1866.

Pío IX le encomendó la compleja misión de restaurar en España la extinguida Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, tarea que inició en 1867. A la restauración de la Orden en España siguió también, a finales del siglo XIX, la restauración de la misma Orden en Portugal y a principios del siglo XX en México. El 31 de mayo de 1881 fundó la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Fue pionero en la atención psiquiátrica de finales del siglo XIX y principios del XX, ya que creó la primera red de asistencia psiquiátrica de España. Además, fue impulsor de la centralidad de la persona en el proceso asistencial, del trato humanitario a los pacientes y la consideración de la locura como enfermedad. Fundó 14 centros para la atención psiquiátrica y 15 asilos para la atención de niños raquíticos y escrofulosos. 

El 23 de junio de 1985 fue declarado beato por el Papa Juan Pablo II y el 21 de noviembre de 1999 lo canonizó, acto por el que se reconoció ante la Iglesia su santidad.