Psiquiatría

Discapacidad, trastornos del espectro autista y alteraciones de conducta

La Unidad de Discapacidad Intelectual (UDI) es una unidad especializada dirigida a personas que presentan graves alteraciones de conducta en el contexto de la discapacidad intelectual, trastorno de espectro autista y trastorno mental, que necesitan de un contexto protegido para su atención.

Tiene una capacidad de 32 plazas, concertadas con las Diputaciones Forales de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava, para personas usuarias con una edad comprendida entre los 15 y los 55 años.

El objetivo general se centra en mejorar la calidad de vida de las personas usuarias así como la de sus familias, mediante la aplicación de programas terapéuticos rehabilitadores individualizados que permitan a las personas usuarias aprender o recuperar aquellas habilidades necesarias para desenvolverse normalmente en la comunidad y participar lo más activa y autónomamente en su medio social.

El marco de actuación de todo el equipo se basa en la filosofía de Planificación Centrada en la Persona (PCP), ofreciendo el nivel de apoyo necesario (imitado, extenso o generalizado) a la persona a atender de cara al desarrollo de conductas más adaptativas, y con seguimiento estrecho de la evolución clínica y funcional y la orientación terapéutica a desarrollar durante su tiempo de estancia.

El servicio a las personas usuarias es integral, es decir, tiende a la consecución de un modelo global de salud y bienestar, que abarca aspectos sanitarios, sociales, psicológicos, ambientales, convivenciales, culturales y otros análogos. Para todo ello a disposición de los mismos un equipo terapéutico multidisciplinar formado por: 

La UDI, además de ofrecer una estructura que contribuye al bienestar de las personas usuarias y sus familias, persigue crear un entorno de estimulación y socialización a través de un amplio abanico de actividades cognitivas, comunicativas, motoras, didácticas, lúdicas y ocupacionales.

Las actividades que se proponen son grupales e individuales, abiertas a todas las personas usuarias, voluntarias, contextualizadas y adaptadas a las particularidades de cada persona.